Posts tagged ‘móvil’

Antes de preguntar cómo reclamar, busca la respuesta en el blog

Apreciados lectores/as:

Los que llegáis a este blog generalmente lo hacéis desesperados con vuestra última factura de móvil. De repente os dais cuenta que vuestra operadora (Movistar, Vodafone, Orange,…) os cobra unos misteriosos mensajes llamados SMS Premium a importes notablemente elevados: 0,20 – 0,30 céntimos hasta más de un euro en algunos casos.

Los números de destino -a los que nunca habéis escrito ningún mensaje o como mucho en alguna ocasión- suelen ser cortos y poco normales: 5505, etc. Entonces recordais, en el mejor de los casos, que un día os quisisteis descargar una canción o un politono, seducidos por un anuncio de televisión que aseguraba que la canción os costaría solamente 3o céntimos de euro.

Nadie os explicó -más allá de una letra minúscula e ilegible- que os estabais sucribiendo a un “servicio” de suscripción según el cual recibiríais a diario 3 o 4 mensajes (todo un incordio) con el último grito de canciones de todo tipo, cutres y no tan cutres. Y, además de recibir esa especia de spam, descubrís al revisar vuestra factura de móvil que pagabais por esos mensajes.

Un drama. Primero perplejidad, porque uno no tiene ni idea de a qué obedecen esos cobros. Entonces llamas a tu operadora. Te explica de que va el rollo: que si Blinko, que si Zed, que si Movilisto, que si Dada, que si la madre que los parió a todos. Sientes una profunda indignación. Impotencia. Mala leche, que se dice castizamente. Porque a todos nos cuesta mucho ganar el dinero para que vengan unos listos de medio pelo y se beneficien de nuestros sudores y trabajos con publicidad generalmente engañosa.

Estos mangantes se benefician de espacios legales inciertos o directamente se saltan la ley a la torera. Y el Gobierno, por lo visto, lo permite y retrasa la regulación legal del asunto para proteger al ciudadano como debería.

Mientras, pagamos y pagamos. Y aquí no pasa nada. He dicho un millón de veces que no hay otro “servicio” en internet que acumule tantas quejas, denuncias y reclamaciones en la red como el timo de los SMS Premium de muchos de estos chiringos como Blinko, Movilisto, Zed, etc. Y la vida sigue. Y muchos ciudadanos se quejan, dicen que reclamarán, pero pocos culminan. Porque en España acostumbramos a tragar y a seguir palante.

Sin embargo, algunos no os conformáis. Por eso estáis aquí. Porque queréis reclamar en algún sitio lo que injustamente os han usurpado. A veces son cantidades pequeñas: 6 euros, 20 euros…Pero por dignidad no os da la santa gana de que unos mangantes se queden con vuestro dinero. Lógico. Otras veces son cantidades superiores que alcanzan los 1.000 o 3.000 Euros. Muchas veces hay por medio móviles de menores de edad, que curiosamente pueden contratar este tipo de “servicios”.

Pues bien, a los que queréis reclamar, antes de preguntar, leed por favor. Porque generalmente preguntáis lo que ya está escrito en el blog (en el menú lateral derecho):

¿Cómo y dónde puedo reclamar?

Envío “baja” pero sigo recibiendo mensajes

¿Cómo puedo poner una denuncia conjunta con otros afectados?

¿Cómo puedo denunciar mi caso en los medios de comunicación?

Si a pesar de haberte leído en profundidad tienes preguntas, entonces adelante 😉 , pregunta y los lectores de este blog o yo mismo cuando pueda intentamos responderte.

Mucho ánimo a los que defendéis vuestros derechos como consumidores y como personas.

diciembre 5, 2008 at 8:59 pm 8 comentarios

Dejar de recibir publicidad por teléfono es casi misión imposible

[El Economista, Almudena Vigil, 22/11/2008]

Confirmado. Lograr ser excluido de las llamadas comerciales que realizan las operadoras de telefonía a los particulares es prácticamente imposible. Así lo ha puesto de manifiesto la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) que, en el marco del plan sectorial de oficio que ha llevado a cabo sobre la publicidad telefónica, ha analizado las prácticas de los principales operadores de telefonía, móvil y fija, en España y de entidades que ofrecen los servicios de tarificación adicional (premium) basados en la recepción de mensajes SMS o de servicios de suscripción.

Entre las principales conclusiones que han salido a la luz destaca que el 53% de las compañías inspeccionadas acude a las guías telefónicas para seleccionar a los destinatarios de sus campañas telefónicas, si bien es cierto que seleccionan sólo a aquellos abonados que no han ejercitado su derecho de oposición a que los datos que aparecen en las guías no sean utilizados con fines de publicidad o prospección comercial.

En este sentido, no toda la culpa debe ser atribuida a las operadoras. La Agencia llama la atención sobre el hecho de que tan solo un porcentaje inferior al 1% de los abonados de las guías telefónicas han solicitado, mediante el mecanismo legalmente establecido para tal fin, no ser objeto de prácticas comerciales, en particular, de llamadas telefónicas. Ello a pesar de que la proporción de abonados cuyos datos se publican actualmente en guías supera el 75%.

Tarificación adicional

En opinión de Artemi Rallo, director de la AEPD, esto se debe a que “o bien los abonados no son demasiado reticentes a este tipo de actividades o bien no son demasiado conscientes de este derecho”. Protección de Datos atribuye también esta escasa demanda por parte de los particulares a las deficiencias que han sido detectadas en los mecanismos con los que cuenta el ciudadano para prevenir en algunos casos y para oponerse a la recepción de comunicaciones comerciales a través de mensajes y llamadas a telefonía fija.

Otro de los puntos que se ha puesto sobre la mesa es el de los servicios de tarificación adicional. Sobre estos servicios, el plan sectorial de oficio subraya que las cláusulas informativas que se incluyen en su publicidad adolecen de poca información, ya que se utilizan habitualmente palabras incompletas o abreviadas en mensajes a móviles y carteles informativos de difícil lectura.

Además, la AEPD denuncia que algunos proveedores de servicios premium realizan en ocasiones altas sin informar al usuario de que se está suscribiendo en un servicio de tarificación adicional y, por tanto, del coste de los mensajes, del procedimiento de baja, o de los tratamientos que se van a realizar con los datos.

Vacío legal

Algunas de las prácticas llevadas a cabo por las operadoras se sitúan al margen de toda normativa. Es el caso de la utilización de números de teléfono cuando éstos no están asociados a una persona concreta, una práctica que, según ha puesto de manifiesto la Audiencia Nacional, al no realizarse con datos personales que permitan identificar al titular, no está sometida a las garantías de la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Por su parte, la Ley General de Telecomunicaciones (LGT) que se aplica a cualquier tipo de llamadas, no ha contemplado una infracción específica para estos casos, por lo que, aunque se vulnerasen los derechos de los usuarios y consumidores, no pueden ser sancionadas.

Por todo ello, desde la Agencia se reclama con urgencia el reconocimiento de este derecho en la LGT, de forma que su vulneración constituya una infracción tipificada en dicha norma.

noviembre 22, 2008 at 9:01 pm Deja un comentario

El Fraude de los SMS Premium y sus cómplices. No te quedes parado

estafa_sms_sorteo
Apreciados lectores/as:
Cada semana, además de las intervenciones en este blog, me llegan cartas de personas que se han visto engañadas por Blinko, Club Zed, Movilistos varios….y estas proliferantes empresas de dudosa legalidad pero que tantos beneficios reportan no solo a sus propias arcas sino a las principales cadenas privadas de TV de España y a los operadores de telefonía móvil (Movistar, Vodafone, Orange…).

Aquí son muchos “grandes” los que ganan y muy pocos (ninguno!) los interesados en que este fraude (i.e publicidad engañosa) termine. Los que sí estamos interesados somos los ciudadanos pero a menudo nos vence el desánimo o pereza de iniciar una batalla de denuncias y reclamaciones contra estos monstruos. Pensamos que no compensa. Y nos equivocamos.

Lo que no compensa es quedarse cruzados de brazos. Haz algo. Lo que sea, pero no te conformes con lo que consideras injusto en toda regla (el timo de la suscripción involuntaria a SMS Premium de por vida). ¿Qué puedo hacer?, preguntas. Pues escribe tu carta a los medios de comunicación, cursa una reclamación (ante Consumo o ante la Agencia de Protección de Datos), da a conocer este blog para unir fuerzas, …todo menos quedarte parado. Porque mientras tú no te mueves, ellos siguen hinchando sus bolsillos, a menudo a costa de nuestros hijos menores de edad y nuestro dinero.

Copio a continuación, con permiso expreso de su autor, el email que recibía ayer. Un botón de muestra de tantos que recibo:

Buenos Días

Mi nombre es Fernando de la Fuente (…), tengo 28 años (no soy ningún niño al que se le engañe, pero esta gente lo ha conseguido). Yo he sido víctima de las artimañas de Blinko pero a través de una web de sorteos, en la que te piden que para validar tu participación introduzcas un pin que te envían tu móvil. Con esto se valen para decir que como te envían la clave y tu la introduces en la web, pues das tu consentimiento a hacerte socio del club (seguro que en alguna letra pequeña de las condiciones del sorteo pone que es requisito para acceder al sorteo).

Por eso me gustaría que para cualquier reclamación conjunta contra la compañía me incluyeses o me hagas llegar información do como hacerlo.

Muchas Gracias por tu atención, espero acabar con este tipo de empresas.

Te dejo mis datos por y te autorizo a utilizarlos para cualquier reclamación conjunta contra la citada compañía.

Fernando de la Fuente
e-mail:
nanovega28(arroba)hotmail.com

Pues lo dicho Fernando, a reclamar lo que es tuyo 😉

septiembre 24, 2008 at 9:18 pm 25 comentarios

Cualquiera puede suscribirte a Movilisto

Reproduzco aquí un artículo de mi buen amigo Samuel Parra, probablemente uno de los abogados que más sabe en España de protección de datos de carácter personal y que más ha ayudado al ciudadano a protegerse frente a las malas prácticas de algunas empresas e instituciones. A Samuel lo conocí hace ya más de un año precisamente a raíz del tema que ocupa este blog, el indecente negocio de los SMS de Blinko, MyAlert, Zed, Dada y demás chiringuitos. Dado que la protección de datos juega un papel esencial, terminé por conocer el blog de Samuel y por conocerle a él. Su blog de protección de datos es de visita obligada para los interesados en esta materia.

Un error de configuración en el sistema de suscripción de Movilisto en las promociones web permite dar de alta números de teléfono móvil de forma indiscriminada.

Los afectados comenzarán a recibir mensajes de texto en su teléfono móvil que pagarán a 0,30 euros cada uno.

Desde hace algunos meses, las principales empresas dedicadas a la comercialización de descargas por SMS, como Movilisto, Blinko o Dindo están utilizando un nuevo método para captar clientes / captar suscriptores.
El sistema es muy sencillo (ejemplo aquí); ofrecen un contenido o servicio gratuito desde Internet (melodía, juego, etc) y para descargarlo a tu móvil simplemente tienes que introducir tu número de móvil en una casilla; al darle a “aceptar” o “descargar ya” se nos envía un código PIN al móvil facilitado para confirmar la descarga y a la vez, suscribirnos a sus servicios.
La suscripción consiste en que recibiremos una cantidad variable de mensajes en nuestro móvil (50 al mes suele ser lo habitual) ofreciéndonos más contenidos; cada mensaje RECIBIDO lo pagamos a 0,30 euros. 50 mensajes al mes multiplicado por 0,30 = 15 euros por suscripción/mes.

El mecanismo, que ya de por sí es de dudosa legalidad, quiebra cuando se investiga un poco, al darse uno cuenta lo sencillo que es suscribir cualquier número gracias a las plataformas mal diseñadas de estas empresas.

En este artículo (con video incluido) demostraremos la debilidad del sistema y las consecuencias jurídicas, desde el punto de vista de protección de datos y servicios de la sociedad de la información.

(más…)

septiembre 20, 2008 at 8:35 am 1 comentario

El móvil desafina – El fenómeno de los politonos decae por su altoprecio y los abusos

El fenómeno de los politonos decae por su altoprecio y los abusos – Los jóvenes optan por descargarse canciones desde Internet o el PC

Reportaje de RAMÓN MUÑOZ 25/08/2008 [ElPaís.com]

Tal vez se pregunte cual es la canción del verano y no haya encontrado respuesta a estas alturas de la estación. La razón es muy simple: ya no existe. Sin embargo, cuando descansa en el sofá o en la tumbona playera una melodía le machaca de vez en cuando los tímpanos y no sabe muy bien de dónde le llega la reverberación… Viene de los móviles.

Tal vez se pregunte cual es la canción del verano y no haya encontrado respuesta a estas alturas de la estación. La razón es muy simple: ya no existe. Sin embargo, cuando descansa en el sofá o en la tumbona playera una melodía le machaca de vez en cuando los tímpanos y no sabe muy bien de dónde le llega la reverberación… Viene de los móviles. La canción del verano ha dado paso al politono del verano. Las melodías para móviles han arrebatado a las radios fórmulas el trono del hit parade musical. Ellos dictan ahora la moda. El politono de este verano en España es Ella elle la de la cantante belga Kate Ryan. Su estribillo, tan escueto e insulso como su título, se escucha machaconamente en chiringuitos y bares de copas, pero también en autobuses, parques, oficinas o en las aceras, territorio hasta ahora virgen para las reflexiones íntimos camino al trabajo o al hogar. Cuesta 3,3 euros (IVA incluido) en la mayoría de las webs que lo comercializan y, como tantos politonos, está destinado a desaparecer en breve, apenas surga otra melodía condensada en dos o tres notas pegadizas que nos avisen de que nos llaman al móvil.

Y es que los politonos, como las moscas, se descargan a millones pero tienen una corta existencia. Gracias a su fecundidad, en apenas una década han pasado de pijada para adolescentes a un negocio que mueve millones de euros (más de 700 millones al año sólo en la UE), y que supone un respiro para la maltrecha industria discográfica, que compensa así la imparable caída de ventas de los tradicionales CD.

Sin embargo, tras varios años de crecimiento sin límite, la edad dorada de los politonos y, en general, las descargas (de pago) de música para móviles parece que toca a su fin. Las razones son varias. La primera, curiosamente, es la mejora técnica de los terminales que permite a los usuarios crear sus propios politonos o bajarlos directamente (y gratuitamente) de Intenet o del PC. Otra es la competencia que sufren las marcas que comercializan estas melodías (Movilisto, Myalert, Gsmbox, Club Zed, Jamba) ya sea de las propias compañías de móviles a través de sus propios portales (eMocion de Movistar o Vodafone Live!, por ejemplo) o bien por Internet (E-music, iTunes o Pandora) que venden catálogos de canciones en formato mp3 a precios mucho más asequibles y sin trampas. Un artículo publicado en The New York Times a comienzos de este año bajo el título “El mercado de los politonos se hunde” levantaba la voz de alarma, y echaba por tierra las predicciones de los analistas de que este mercado movería más de 11.000 millones de euros en 2010.

 

Por si fuera poco, las empresas intermediarias que venden los politonos a través de los llamados SMS premium -mensajes de texto con un coste muy superior al de uno normal- están bajo sospecha. La Comisión Europea acaba de cerrar una investigación en la que señala que el 80% de las webs que ofrecen servicios para móviles, como melodías o fondos de pantallas, infringen las normas sobre protección a los consumidores por publicidad engañosa o cobros indebidos. Y en España, ante la legión de quejas de los usuarios, el Gobierno no ha tenido más remedio que llevar a cabo una legislación especial de estos SMS premium para evitar los abusos.

Eso no quiere decir que la gente vaya a renunciar a descargarse politonos, sino que se trata de un mercado maduro que más tarde o más temprano dejará su espacio a otros productos, como señala Luis Domínguez, director general de la empresa Buongiorno para España y Portugal. “Para nosotros el segmento de los politonos es residual. En nuestro catálogo, damos prioridad a otros productos propios que son más rentables, porque en los politonos hay que pagar derechos de autor, muy costosos. En España, por ejemplo, nuestro artículo estrella es Poema, que hace furor entre los adolescentes. Se mandan mensajes de amor que se descargan mediante un SMS. Aunque el futuro creemos que está en las redes sociales adaptadas al móvil”.

Parecida opinión tiene Miguel López Quesada, director de comunicación de le firma Zed: “La situación es muy variada según los mercados. Por ejemplo, en Estados Unidos, Asia o Rusia, nuestra facturación crece de manera muy sostenible. En Europa occidental, la música sigue siendo el contenido más descargado, pero es cierto que crece menos que otros contenidos, como los juegos”.

Buoingiorno, de capital italiano, es la primera empresa del sector a escala nacional. Opera bajo las marcas Blinko, Movilisto o Myalert. Esta multinacional y la italiana Dada o la española Zed mueven al año en España más de 2.000 millones de euros gracias a los SMS premium, que se utilizan para bajarse politonos, juegos o para participar en concursos televisivos, entre otros usos.

En este suculento mercado (en 2007, los españoles enviaron 3.185 millones de este tipo de SMS), los politonos están en franca decadencia. “La venta de politonos va a la baja porque es un producto que se va quedando obsoleto: los nuevos terminales con mp3 hacen que el usuario apueste por la canción original y no por un sucedáneo de muy baja calidad”, señala Antonio Guisásola, presidente de Promusicae, la patronal discográfica española.

Un informe de GFK sobre hábitos musicales constata que los adolescentes perciben que comprar música a través del móvil suscita cada vez más recelo, porque es caro y las canciones descargadas no se pueden trasladar a otros dispositivos como el iPod o el PC. “La reacción general es de desengaño y de ahí a la indignación y o al enfado”, alerta el informe, realizado en mayo pasado. En lugar de las descargas, los jóvenes recurren al blueetooth para pasarse música o la bajan directamente de Internet.

Y es que entre los servicios más demandados está el bluetooht, el más deseado para la compra de un nuevo móvil (el 36,6% pìde que tenga esta conexión). En cuanto al mp3, aunque apenas un tercio del parque de móviles actuales lo tiene, tan sólo el 40% de los que lo poseen lo emplea realmente, según el último informe de Red.es, correspondiente a 2007.

Pese a todo, las discográficas tienen muchas esperanzas depositadas en los formatos digitales, sean politonos o descargas, pero de pago. De hecho el mercado digital musical en 2007 se situó cerca del 10% del total, incluyendo tonos y descargas de canciones originales, alcanzado una facturación de 27 millones de euros, y la cifra ha crecido un 7,9% en este primer semestre. A escala mundial, sólo los royalties procedentes del mercado digital crecieron en 2007 casi un 50%, según las cifras aportadas por RIAA (Recording Industry Association of America), la asociación que representa a las discográficas en EE UU. Estas ventas generaron 879 millones de euros.

Lo que nadie duda es que el politono es un fenómeno social. El rapero Lil Wayne le debe su fama. En un mundo tan competitivo como el rap, en el que los artistas se vanaglorian en sus letras de ser mucho más famosos que sus rivales (a veces incluso se disparan por ello), Wayne ha conseguido destronarles a todos gracias a Lollipop, el politono mas descargado del año. La revista musical Billboard, la más prestigiosa de música internacional, ha incluido entre sus listas de éxitos a la de los Hot Ringtones, los politonos más vendidos. Esta semana ocupan el primer lugar Adios amor te vas, del grupo mexicano Montez de Durango y una melodía del héroe de los videojuegos Super Mario Brothers del japonés Koji Kondo. En territorio patrio, además de Ella elle la , mandan Dame cariño de El Arrebato y Mercy de Duffy. No todos quieren estar en la lista. El cantante Manolo García ha declarado que jamás permitiría que una canción suya se despiezara para un politono.

Los politonos no se restringen al ámbito puramente musical. De hecho, el récord de descargas en España está en manos de ¿Por qué no te callas?, una simulación de la pregunta con que el rey Juan Carlos recriminó al presidente venezolano Chávez en la última cumbre hispano americana. Generó más de medio millón de descargas y una recaudación de dos millones de euros.

Y en Japón, hace un año hizo furor un politono que simulaba el llanto de un bebe, compuesto por un doctor que prometía aumentar el tamaño de los pechos femeninos. Duraba 30 segundos y había que escucharlo ¡20 veces al día durante 10 días!

Los politonos se comercializan a través de dos formas: como una descarga única y mediante suscripción. En el primer caso, hay que enviar dos o tres SMS premium, a razón de 1,39 euros cada uno (incluyendo el IVA) por lo que el coste puede superar los cuatro euros. Sin embargo, las empresas apuestan más por las suscripciones. Los usuarios que se dan de alta reciben entre 43 y 65 SMS al mes ofreciéndoles diversos contenidos. Cada mensaje cuesta 0,35 euros (0,3 más IVA), con lo que la factura mensual puede llegar a superar los 20 euros.

 

Casi todas las quejas de los usuarios se refieren a estas suscripciones. Las principales apuntan a que les dan de alta sin su consentimiento, utilizando publicidad engañosa.

Una investigación de la Comisión Europea de julio pasado ha corroborado estos abusos: el 80% de las web de venta de politonos y fondos de pantalla investigados infringen las normativas comunitarias por publicidad engañosa y desprotección de los consumidores. Entre los sitios que incumplen la normativa están las 25 webs investigadas en España. La comisaria responsable de Protección de los Consumidores, Meglena Kuneva, ha emplazado a las empresas a que corrijan los problemas o serán castigados con multas o con el cierre de las páginas.

El problema añadido es que casi la mitad de estas webs van dirigidas a captar un público joven o infantil. Y es que, el 44% de los jóvenes se descarga contenidos por el móvil, según el último barómetro de The Phone House sobre uso del móvil.

Los responsables de las firmas se defienden. “En los últimos años hemos llevado a cabo una serie de investigaciones internas y de medidas para adaptarnos a las nuevas normas. Apoyamos los esfuerzos de la Comisión y estamos preparados para trabajar con todas las autoridades para resolver los problemas, y adoptar medidas adicionales si fuera necesario”, señala Lisa Schwede, de Jamba.

Tanto Jamba como Buoingiorno y Zed niegan que hayan sido requeridos por las autoridaes españolas y destacan el esfuerzo de transparencia. Con todo, las quejas proliferan y se pueden encontrar en Internet páginas y blogs centrados en denunciar las prácticas de estas firmas. Basta echar un vistazo a Ciao, la web que recoge opiniones de usuarios, para comprobar el nivel del descontento. La protesta más usual es que la descarga del primer politono, que se ofrece gratis o a 0,35 euros, se utiliza en realidad como alta de una suscripción no deseada.

El Ministerio de Industria también ha tomado cartas en el asunto y ha aprobado una nueva normativa sobre los SMS premium. Entre otras obligaciones, prohíbe a las compañías que exijan el envío de dos o más mensajes consecutivos, y exige la confirmación previa del cliente para darse de alta en una suscripción.

Las asociaciones de consumidores como Facua creen que no es suficiente. “Habría que complementar estas medidas con otras muy simples como que los anuncios empleen la misma tipografía para especificar los precios y las condiciones que la que usan para el número con el que darse de alta”, dice Rubén Sánchez, de Facua.

Las operadoras de telefonía móvil se lavan las manos en estas reclamaciones, aunque se lleven una buena parte del pastel: aproximadamente el 40% de los ingresos y con apenas ningún gasto. Por contra, las empresas comercializadoras deben pagar derechos de autor a entidades como la Sociedad General de Autores (SGAE), en torno a un 12%, y sobre todo, deben hacer un gran esfuerzo publicitario, más del 60% de su presupuesto.

Además soportan la competencia de las operadoras. Movistar y Vodafone tienen un servicio de tarifa plana para bajarse miles de canciones por seis euros al mes, y Orange ha llegado a un acuerdo con Los 40 Principales para la comercialización de contenidos musicales.

Pero lo último en politonos son los promotonos, un servicio que consiste en que el cliente acepta convertir el tono de espera (los pitidos que se escuchan antes de contestar la llamada) en una melodía publicitaria a cambio de un descuento. Orange ha sido la primera en ensayar este tipo de publicidad con Ikea. El descuento en la factura viene en función del número de llamadas recibidas durante la campaña y del número de días que tengan activo el promotono.

El politono es aún un suculento negocio. Pero todos quieren sacar demasiada tajada del soniquete. Así que, de tanto sonar, el móvil empieza a desafinar.

Los más vendidos en el mundo:

1.- Adiós, amor, te vas

Montez de Durango

2.- Super Mario Brothers

Koji Kondo

3.- Candy shop

50 Cent & Olivia

4.- Because I got high

Afroman

5.- Pink Panther

Henry Mancini

6.- NYSE Bell

Popular

7.- Best friend

8.- I Luv your girl

The Dream

9.- A Milli

Lil Wayne

10.- I aint mad at cha

2Pac

Los más vendidos en España

1.- Ella elle la

Kate Ryan

2.- Dame cariño

El Arrebato

3.- El último vals

La oreja de Van Gogh

4.- Mercy

Duffy

5.- Decai

Ella y yo

6.- Si no te hubieras ido

Maná

7.- Hate that I love you Bisbal & Rihanna

8.- Pretendo hablarte Beatriz Luengo

9.- Eres tonto

El canto del loco

10.- Yo por ti

Camela

septiembre 19, 2008 at 12:41 am Deja un comentario

Peligro: el móvil de tu hijo pasa factura

Las ventas de móviles tocan techo y los niños son el nuevo nicho del negocio – Lo bueno: han dado tranquilidad a una generación de padres – Lo malo: juegos, politonos y SMS a precios disparados

MARÍA R. SAHUQUILLO 11/06/2008 [El País.com]

Ramón está castigado. La cuenta de su teléfono móvil ha llegado a casa y desde entonces el terminal que atesoraba como oro en paño descansa en un cajón. Una factura de 50 euros en un mes tiene la culpa, 40 de ellos sólo por mandar mensajes a uno de los llamados números caros para participar en el sorteo de un coche. Pero de ganarlo, ni siquiera lo habría podido conducir. Tiene 11 años y móvil propio desde hace uno. Como el 78% de los adolescentes y casi el 65% de los niños españoles. Las ventas de estos aparatos caen en Europa por primera vez en la historia, pero los usuarios júniores no cesan de crecer. Se han convertido en un apetecible mercado para operadoras y compañías de SMS de tarificación adicional.

 El uso de los aparatos por los más pequeños ha crecido un 20% en tres años

Las operadoras han ideado ofertas para que los padres controlen su gasto

Los expertos dicen que la edad ideal para el primer celular es 13 años

Los consumidores critican a las firmas por “captar” a los muchachos

En 2004, el 45,7% de los niños españoles de 10 a 15 años tenía móvil. En 2007 ese porcentaje había crecido hasta el 64,7%, según la última encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación en los hogares del INE. Una herramienta vital en su universo comunicativo. Lo emplean no sólo para hablar o mensajearse con su familia y amigos. También para escuchar música, sacar fotos o jugar. Son una generación que ha nacido prácticamente con el pulgar preparado para marcar. Y las operadoras telefónicas lo saben. La mayoría ha sacado ya productos específicos para niños: móviles adaptados, contratos especiales con el consumo o algunos números restringidos, servicios de localización… Todo tipo de herramientas para que los padres puedan controlar mejor el gasto y el uso que hacen de los terminales.

Sin embargo, estos productos han sido muy criticados por las asociaciones de consumidores que acusan a las compañías de “captar” así a estos nuevos usuarios. “Los niños, junto con las personas mayores, son los únicos que no tienen móvil y se han convertido en un público objetivo para las empresas que intentan que cada vez antes se apunten a la moda de estos aparatos”, sostiene Rubén Sánchez, portavoz de la Federación de Consumidores en Acción (Facua).

Las compañías reconocen la pujanza de este tipo de público pero aseguran, sin embargo, que los productos que ofertan están derivados de las necesidades propias del mercado. “Nuestra actuación viene marcada por la demanda de los propios padres”, asegura José Manuel Sedes, director de Responsabilidad Social Corporativa de Vodafone España. “Quieren que sus hijos tengan un teléfono para que estén localizados todo el tiempo y nosotros somos conscientes de la responsabilidad que eso implica. Porque el móvil es una herramienta que hay que saber utilizar”, añade. Así, esta compañía ofrece varias modalidades de contrato y packs especiales de móviles con control para padres. “Sistemas para que los niños no puedan acceder desde su teléfono a contenidos para adultos o con un filtro de contenidos y de números”, explica Sedes.

Pero sin ninguna duda el grueso de las quejas se las llevan las compañías de SMS premium o de llamadas de tarificación adicional. Descargas de juegos y salvapantallas, tonos y politonos que martillean, desde los anuncios de televisión, en la cabeza de niños y adolescentes. Las críticas no son extrañas. Frente a los 11 céntimos que puede costar un mensaje de texto, un SMS premium oscila entre los 1,20 y los seis euros. Y esta modalidad tiene a niños y adolescentes como grandes clientes. El 77% ya ha comprado tonos para su móvil, el 68% ha adquirido fondos o logos y el 72% de los menores afirma haber recibido un SMS invitándole a participar en sorteos o juegos de azar, según un estudio de la asociación Protégeles, dedicada a temas de infancia y nuevas tecnologías. “Son ideales. Manejables, seducibles y, salvo el saldo si es que su móvil no es de contrato, sin ningún tipo de freno”, se queja Merche, la madre de Ramón.

Este tipo de SMS se ha presentado como un problema, y no sólo para los menores. Por eso, el Ministerio de Industria ha elaborado una orden por la que los usuarios podrán bloquear el envío de mensajes de alto coste. Así, los abonados podrán pedir al operador la desconexión de SMS premium.

Para evitar los abusos en las llamadas, la descarga de juegos, tonos o de vídeos -que pueden llegar a ser incluso de pornografía-, la participación en concursos y la navegación por Internet a través del móvil, los expertos aconsejan a los padres que no cedan a los niños móviles que ellos ya no utilizan y que tienen todas esas funciones. “Lo mejor es proporcionarles un terminal adaptado específicamente a ellos. O al menos adoptar la modalidad de contrato, en lugar de prepago, que permite restringir determinados números, tanto entrantes como salientes y controlar el consumo. Así se evita también que se queden incomunicados por falta de saldo”, sostiene Guillermo Cánovas, presidente de Protégeles.

Pero Ramón -como una gran parte de los menores, según el estudio de esta asociación- utiliza uno de los móviles que sus padres ya no usan. “Tenemos cuatro móviles en casa, el de mi marido, el de mi hija, el mío y el de Ramón…, sólo falta que la perra lleve también su propio móvil. No les he comprado a los niños uno nuevo porque tenemos varios…”, ironiza Merche. Sin embargo, el de Ramón es de contrato. De ahí el castigo tras la factura. Su madre escogió esa modalidad para “tenerle más controlado”, pero asegura desconocer los planes específicos para niños que permiten a los padres gestionar el móvil de sus pequeños.

Cánovas añade una ventaja más a la modalidad de contrato y a los planes de control paterno de los terminales: “Pone freno a un posible acoso telefónico. Así se evita que desconocidos se pongan en contacto con los niños y les ofrezcan recargarles la tarjeta del móvil. Primero a cambio de hablar y luego de otras cosas, hasta que el menor se siente acosado y ve más difícil salir de esa situación. En un sistema de contrato ningún extraño puede recargarle la tarjeta”. Tampoco con el prepago especial para niños.

Los casos de acoso telefónico no son tan comunes como los que se pueden dar por Internet, pero existen. Un 18% de los menores con móvil se ha sentido acosado sexualmente a través del terminal, según Protégeles; un 9% ha recibido imágenes pornográficas a través del mismo y el 7% asegura que ha chateado con desconocidos.

Móviles adaptados o no, lo cierto es que los niños acceden cada vez a edades más tempranas a ellos. Y eso, según Cánovas, tampoco es bueno. “Creo que la edad para tener el primer móvil debería ser como mínimo 13 años. Antes es demasiado pronto, pero también hay casos y casos”, dice Cánovas. Como dice el presidente de Protégeles, hay niños que lo necesitan más y otros menos, pero estos aparatos se han convertido en un regalo típico en las comuniones, como antes lo fueron el reloj, la cámara de fotos o la medallita. “Mi nieto me ha pedido un teléfono y eso es lo que le he comprado”, dice María. Su obsequio en el día de la comunión de su nieto José Manuel fue un terminal último modelo, con cámara de fotos, MP3 y Bluetooth.

Algo más tarde que José Manuel, de nueve años, pero sin haber cumplido aún los 12, Nacho también tiene móvil. “Lo utiliza para avisar cuando ha terminado las actividades extraescolares, cuando estamos de fin de semana y se va con sus amigos a montar en bici… Así estamos mucho más tranquilos. La mayoría de los niños lo llevan”, explica Luz, su madre. Junto a su marido ha asistido a un curso sobre nuevas tecnologías y menores que han impartido en el colegio de su hijo. “Nos han dado una serie de nociones y consejos de cómo enseñarle a utilizar el móvil. Algo bastante útil porque de aquí en adelante lo utilizará cada vez más. Además, pronto nuestra otra hija, Ana, de ocho años, tendrá también teléfono y no está de más saber unas cuantas cosas”, cuenta.

Sin embargo, a pesar de que para los padres supone una tranquilidad poder localizar siempre a sus hijos, Facua y otras asociaciones de consumidores critican el prematuro acceso de los menores a este tipo de aparatos. Esta organización, por ejemplo, denunció ferozmente la comercialización de un teléfono móvil para niños de cinco o seis años. Un terminal de vivos colores y similar a uno de jugete pero que funciona de verdad y que está destinado a los más pequeños. “Las compañías están ampliando su cuota de mercado y enriqueciéndose a costa de niños cada vez más jóvenes. Olvidan estudios científicos que desaconsejan su uso”, dice Rubén Sánchez. El portavoz de Facua se refiere a informes que han asociado el uso frecuente del teléfono móvil con la adicción a su uso, o el hecho público esta semana en el Congreso Anual del Sueño de Baltimore (EE UU), que asegura que los adolescentes que utilizan con demasiada frecuencia este instrumento tienen más probabilidades de presentar alteraciones del sueño y estrés. El mismo estudio de Protégeles señala que uno de cada tres menores con teléfono móvil afirma sentirse intranquilo e incluso ansioso cuando se ve obligado a prescindir de él, y un 11% de los niños asegura haber llegado a engañar o mentir a sus padres, e incluso en alguna ocasión a sustraer dinero para poder recargar su saldo.

A pesar de los estudios no hay pruebas de que el uso de estos terminales ponga en riesgo la salud de los más pequeños. Sin embargo, algunos países ya han tratado de concienciar a los padres sobre su uso. En enero de este año, la ministra de sanidad francesa, Roselyne Bachelot, emitía una alerta en la que pedía a los cabezas de familia que limitaran el uso de móviles por parte de sus hijos y que redujeran las llamadas de los menores a no más de seis minutos. En Dinamarca, Noruega, Suecia y Suiza está ya en marcha un proyecto para explorar si el uso de teléfonos aumenta el riesgo de tumores cerebrales en los niños. En el resto de Europa, la situación es similar a la de España: la mayoría de los menores europeos tiene móvil desde los nueve años, según un sondeo del Eurobarómetro.

Pero problemáticas al margen, que, según los expertos se solucionarían con una utilización responsable de esta herramienta, el acceso de los niños al móvil es bueno e inevitable. “Su uso no es negativo. Sólo hay que enseñarles a hacerlo con responsabilidad, como todo. El teléfono puede ser un muy buen instrumento de comunicación para hablar con los padres o con los amigos. También una manera más de socializarse”, sostiene Guillermo Cánovas.

De hecho, los niños ya han interiorizado ese sistema de comunicación y lo utilizan de igual manera que el cara a cara. Un 78% de los adolescentes -de entre 11 y 17 años- piensa que el móvil les permite una vida social mejor, por mantenerse más fácilmente en contacto con sus amigos, según una encuesta de 2006 hecha en el Reino Unido. Ese mismo estudio, recogido por Víctor Pérez-Díaz y Juan Carlos Rodríguez en su libro La adolescencia, sus vulnerabilidades y las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, sostiene que los adolescentes piensan que tener teléfono móvil les da más libertad.

Sin ninguna duda los que llegan son ya una generación que vive prácticamente integrada con la tecnología. Y cada vez quieren más. El 37% de los jóvenes escucha música en el móvil y el 28% tiene la intención de renovarlo en los próximos seis meses, según un estudio de la compañía de teléfonos Nokia. El informe asegura que los adolescentes, y cada vez antes, ven el móvil como un elemento clave de su imagen personal. Creen que es lo que más dice de ellos, después de la ropa y de su peinado.

Consejos para un uso responsable

Los menores se están convirtiendo en grandes consumidores de productos asociados al móvil. Desde el propio terminal hasta la compra de fondos de pantalla, melodías o juegos. Su uso preocupa a los padres. Los expertos y algunas compañías les dan una serie de consejos:- ¿A quién llama? El móvil es un elemento íntimo; sin embargo, a edades tempranas los expertos aconsejan controlar los números a los que el niño llama para evitar el gasto incontrolado y que llame a desconocidos. Las compañías suelen tener un servicio de control de las llamadas salientes, así los padres pueden seleccionar una serie de números de la agenda (hasta un máximo de 10 o 15) a los que el menor podrá telefonear.- Internet. Muchos teléfonos móviles ofrecen la posibilidad de navegar por la Red. Sin embargo, este servicio se puede restringir o incluso bloquear. Las operadoras, a través de contratos para niños, suelen dar facilidades para filtrar los contenidos a los que el menor puede acceder desde su teléfono. Los expertos recomiendan hacerlo.- Tonos, salvapantallas y juegos. Un mensaje para descargar estos contenidos puede costar más de un euro. Sin embargo, muchas veces para hacerlo se necesita mandar más de uno. Los padres pueden limitar el envío de estos mensajes y también, con la modalidad de contrato, ver a qué números se mandan.- Consumo abusivo. El 25% de los menores que utiliza el teléfono móvil gasta más de 20 euros al mes, y un 18% gasta entre 20 y 40 euros, según la asociación Protégeles. Operadoras y asociaciones de consumidores aconsejan a los padres que limiten el consumo que hacen sus hijos de teléfono y que controlen su gasto.- Bluetooth. Los expertos recomiendan mantener desactivada esta opción de transmisión cuando no se está utilizando. Se evita así que el teléfono del menor permanezca visible para los demás y se reduce el riesgo de recibir mensajes no solicitados. Algo que le ha ocurrido ya al 68% de los niños.

junio 22, 2008 at 8:47 pm 1 comentario


Bienvenido al blog de los que reclamamos a Blinko y similares

Este blog pretende reunir a todos los afectados por las prácticas de la empresa Blinko u otras parecidas. Empresas que te envian y te cobran diariamente SMS's PREMIUM sin que tú hayas contratado ese servicio. Si te han cobrado mensajes de móvil con politonos o canciones sin tu consentimiento, éste es tu sitio. Cuéntanos tu caso, consulta como puedes reclamar y realiza tus propias propuestas para que podamos defender nuestros derechos como consumidores.

Feeds